FAQ

¿Necesitas ayuda?

¿Cuáles son las preguntas más frecuentes que se deben tener en cuenta a la hora de
comprar un mueble para el descanso?

Para que un colchón se mantenga en buenas condiciones higiénicas, debemos utilizar una funda o funda de colchón que lo proteja de la humedad y la suciedad. En el mercado los podemos encontrar con diferentes materiales: acolchados, impermeables, con tejido tencel, o algodón, para adaptarse a las preferencias de cada durmiente. Además, con su uso evitaremos la aparición de bacterias, ácaros y hongos.
También debemos colocar nuestro colchón sobre una base adecuada. Cada tipo de colchón está diseñado para ser utilizado con un soporte u otro, dependiendo de su composición y características.

Los colchones de muérdago elásticos o de látex deben usarse sobre bases transpirables o colchones de sábanas, mientras que los colchones de muelles se pueden usar en cualquier superficie.

Puedes visitar nuestro blog donde damos diferentes consejos para limpiar nuestro colchón y mantenerlo limpio.

Los materiales más utilizados en colchones son látex, viscoelásticos y resortes. Al determinar el mejor material para usted, debemos considerar sus preferencias personales, posibles problemas de salud, el tipo de base que posee o su peso. La zona en la que vives también es importante, sobre todo el grado de humedad que exista, o si es una zona muy calurosa.

Los colchones de látex ofrecen una gran elasticidad y máxima adaptación al cuerpo. Estos colchones son generalmente más duros que los viscoelásticos. Ofrecen una perfecta ventilación para que el aire circule continuamente y son muy resistentes al moho, bacterias y ácaros. Nos proporcionan una gran durabilidad ya que son muy resistentes.

Los colchones elásticos de muérdago tienen un bloque de espuma combinado con una placa elástica de muérdago. Eliminan los puntos de presión en el cuerpo al disminuir la tensión muscular y optimizar la circulación sanguínea. Son anatómicos y ergonómicos, indeformables y muy duraderos.

Los colchones de muelles son los más comunes. Se caracterizan por ser muy frescas, transpirables y duraderas. Los podrás encontrar con distintas alturas y firmezas.

Además de los materiales mencionados anteriormente tiene más espuma que varía según el fabricante. Si no conoce el material adecuado para usted, contáctenos al 930 38 34 02 o envíenos un correo electrónico a info@inmadescans.com
¿Un colchón de látex, viscosa elástica o de muelles?
Los materiales más utilizados en colchones son látex, viscoelásticos y resortes. Al determinar el mejor material para usted, debemos considerar sus preferencias personales, posibles problemas de salud, el tipo de base que posee o su peso. La zona en la que vives también es importante, sobre todo el grado de humedad que exista, o si es una zona muy calurosa.

Los colchones de látex ofrecen una gran elasticidad y máxima adaptación al cuerpo. Estos colchones son generalmente más duros que los viscoelásticos. Ofrecen una perfecta ventilación para que el aire circule continuamente y son muy resistentes al moho, bacterias y ácaros. Nos proporcionan una gran durabilidad ya que son muy resistentes.

Los colchones elásticos de muérdago tienen un bloque de espuma combinado con una placa elástica de muérdago. Eliminan los puntos de presión en el cuerpo al disminuir la tensión muscular y optimizar la circulación sanguínea. Son anatómicos y ergonómicos, indeformables y muy duraderos.

Los colchones de muelles son los más comunes. Se caracterizan por ser muy frescas, transpirables y duraderas. Los podrás encontrar con distintas alturas y firmezas.

Además de los materiales mencionados anteriormente tiene más espuma que varía según el fabricante. Si no conoce el material adecuado para usted, contáctenos al 930 38 34 02 o envíenos un correo electrónico a info@inmadescans.com

Según el fabricante la garantía puede variar, aunque la garantía mínima para los colchones es de 2 años, según la Asociación Española de Camas, ASOCAMA. Algunos fabricantes incluso garantizan una vida útil de 10 años en los colchones.

Si el colchón se usa incorrectamente, su garantía quedará invalidada.

Un certificado Oeko Tex u Oeko-Tex 100 es garantía de calidad empresarial. Su propósito es garantizar que los artículos estén libres de sustancias nocivas. Los colchones que cuentan con este certificado te garantizan un colchón con el mayor confort y además respetuoso con el medio ambiente.

Dándole un uso regular se estipula que un colchón dura hasta 10 años, pasado este tiempo se recomienda cambiar dependiendo también del fabricante. Los colchones de reconocidas marcas se someten a pruebas de durabilidad para garantizar años de calidad.

La mayoría de los colchones se envían en su posición natural y están protegidos con envases de plástico para protegerlos de la suciedad y la humedad.

Los colchones se envían al domicilio del cliente con un transportista del mismo fabricante o una agencia especializada en el transporte de esta mercancía.

Se recomienda comprobar las medidas y calcular si es posible levantar el colchón en su dormitorio. Otros colchones se envasan en rollos, estos se envasan al vacío donde se ha eliminado el aire del interior para ocupar menos espacio.

Los colchones enrollados son más fáciles de transportar pero su inconveniente es que el cliente tiene que esperar 24 horas para su uso.

Los colchones deben revisarse a la llegada para evitar daños, como manchas, deformaciones de la cama o cualquier hilo suelto que pueda hacer que el colchón se deshilache o se despegue. Si esto sucede, comuníquese con nuestro departamento de atención al cliente.

Si un colchón es de un solo lado, NO debe voltearse, simplemente girándolo si es necesario.

Por el contrario, si tienes un colchón de 2 caras iguales, es recomendable darle la vuelta, de arriba a abajo o de la cabeza a los pies cada 6 meses.

Cada colchón contiene una ficha técnica en la que se encuentra la altura, dependiendo del fabricante puede variar 2-3 centímetros según las capas de acolchado que contenga. Los colchones se miden con un metro de tapizado sin ejercer presión sobre ellos.

Por ejemplo los colchones de látex o los colchones que tienen mucho viscoelástico pueden resultar muy envolventes y así quitar la facilidad de movimiento.

Los colchones viscoelásticos no se recomiendan para personas que pesen más de 120 kg.

Si duerme en pareja, se recomienda comprar un colchón “gemelo”, que son colchones separados de 2 camas en un colchón. Si tu peso es superior a 120 kg te recomendamos que contactes con nosotros, podemos ayudarte a elegir el colchón que más se adapte a ti y a tus necesidades.

Esta primera pregunta antes de comprar un sofá te ayudará a centrarte en los muebles que realmente necesitas.

Es posible que desee un sofá cama o uno que esté diseñado para la parte central.

Tener esto claro te permitirá hacer una buena elección que sabrás que vas a utilizar.

Si tu casa no tiene demasiados metros cuadrados, considera las dimensiones del sofá que deseas adquirir. Por lo tanto, es posible que no quepa en el espacio que ha reservado para usted.

Por esta razón, siga los pasos que necesite y compárelo antes de comprar un sofá. Hay opciones para espacios reducidos.

Antes de comprar un sofá, compruebe que el material con el que ha sido elaborado sea resistente y excelente.

Esto lo convertirá en un mueble duradero que se mantendrá como el primer día a pesar del clima.

Los sofás de cuero, por ejemplo, son una buena opción.

Es posible que desee comprar un sofá para poner en la oficina o para que sirva como elemento decorativo.

Dependiendo del uso que le vayas a dar, es posible que tengas que optar por un sofá cuadrado simple y está confeccionado con una tela a juego con el resto de la estancia.

Si quieres utilizarlo para separar la cocina del salón, una chaise longue es una buena alternativa.

La ergonomía permite una mayor comodidad y esto puede ser proporcionado por aquellos sofás que tienen un reposacabezas o apoyabrazos a la altura de los codos.

Además, algunos de ellos se adaptan a la forma del cuerpo. Si esto no es obligatorio, existen otras opciones para comprar un sofá.

Ya mencionamos los sofás de cuero, pero quizás lo que busca es tapizado que se pueda limpiar fácilmente. En estos casos, puedes sopesar la opción de comprar un sofá de tela lavable.

Además, hay sofás tapizados con terciopelo. La elección de uno u otro dependerá de tus preferencias.